domingo, 5 de abril de 2009

Patitas al hombro


Esta es una posición de penetración total, de allí su nombre.

Con las piernas elevadas y abiertas, ella aguarda a que su compañero introduzca el pene en su vagina para calzar sus piernas en los hombros de él, que apoyará sus manos para regular el movimiento.

A muchas mujeres puede parecerles complicada, incómoda o dolorosa la visualización de esta postura, pero vale la pena probarla porque ofrece la penetración absoluta y un contacto genital único: los testículos se posan suavemente entre los glúteos y el clítoris se encuentra presionado por la abertura de las piernas.

La dificultad para besarse y la distancia de los rostros pueden ser ampliamente excitantes para ambos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nube de Links